Aquí estoy y aquí me quedo

Para tomarme un vino o una cervecita contigo siempre estoy a tiempo. Para las risas, para tirarnos en cualquier lugar a ver pasar la vida, también. Pero para los momentos difíciles no solo hace falta estar sino quedarse. No puedo parar tu dolor pero puedo esperar contigo a que la herida cure. Poco a poco, no importa lo que tarde. Y cuando te recuperes, volveremos a empezar. Cuándo y cómo tú quieras. No tengo prisa. ¿Te parece un buen plan?

Laura Lozano

ego-ísmo

No era difícil ser valiente, joder, nunca lo fue. No era tan complicado dejar de preocuparte por ti. Mirar al otro lado y escuchar. Quizá yo también tenía algo que sentir. A lo mejor podrías haberte dado cuenta de que no estabas solo. Podrías haber hecho espacio en tu vida para dos. Pero no fuiste capaz ni de ver cómo me alejaba. Aunque lo hiciera muy poco a poco. Y cuando frenaste en seco, yo ya estaba a kilómetros de ti. Ya me había cansado de ser tu sí incondicional. Se te hizo tarde.

Laura Lozano

Que te quieran bien

Elige a una persona que te quiera bien. Nunca había creído en este topicazo hasta que llegó alguien dispuesto a hacerlo así: convierte en suyos mis sueños y me anima a no abandonarlos. Me habla del futuro en plural, me barre las penas y me inspira. “Y tú qué quieres, y tú qué piensas y tú que sientes”, es una constante. Somos por separado pero preferimos ser juntos. Nos hemos convertido en el mejor equipo que conozco.

Laura Lozano

Cuenta atrás

Me llama cada noche con esa sonrisilla tonta. “Si no lo hago yo…”, me dice siempre. Anda que no le cuesta reconocer las ganas que tiene de que hablemos. Lo mismo que me cuesta a mí, claro. En este tira y afloja en el que vivimos, nos vamos dejando ganar y es así cómo nos divertimos. Hablamos durante horas y, entre risa y risa, nos miramos queriendo adelantar el tiempo. Se nota lo mucho que nos apetece comernos. Cada vez falta menos.

Laura Lozano

No hice casi ruido. Te confesé que ya no. Me pediste que lo intentara, que volviera a quererte. Pero me marché. Te sorprendiste aunque sabíamos que esta historia ya llevaba meses acabada. No me despedí. Necesitaba encontrar aquello que me empeñé en perder: a mí. Y volvieron los planes, las amistades y la música. ¿Debería haberte dado más explicaciones? No lo sé. Necesitaba recuperarme. Y lo mejor que pude hacer fue irme en la dirección contraria a la tuya.

Laura Lozano

Prefiero no jugar

Hola,

Quería escribirte desde hace tiempo. La verdad es que se me hace raro pasar tanto tiempo sin tener contacto contigo. Estoy cansada de que desaparezcas. De jugar al gato y al ratón. No sé que tienes en la cabeza y respeto cualquier situación, pero quizá suelo tener en mente otra forma de relacionarme independientemente de que alguien sea algo más o menos serio. Suelo ser más espontánea, más cariñosa y más habladora y ahora mismo no creo que lo esté siendo. No quiero ir detrás de alguien a quien no le intereso. Me gustan las cosas claras. No pretendo que cambies pero quiero que sepas que abandono. Tú ganas.

Laura Lozano

Podría decirte que estoy muy bien. Que hacía tiempo que no me reía tanto. Que el miedo ha desaparecido por completo. Podría decirte que he planeado tantas cosas juntos que no me salen las cuentas. Nos van a faltar vidas. Podría confesarte que he aprendido a escucharme, por fin, y que todo lo que hago es porque quiero, ahora sí. Pero creo que todo eso ya lo sabes. Hace mucho que nos miramos como si nos hubiésemos elegido para siempre. O al menos, para mucho. Qué ganas tengo de vivirnos.

Laura Lozano

Relaciones

Existen relaciones de todo tipo. Pero creo que hay algunas en las que salir se convierte en algo complicado: te hablo de esas que te cambian poco a poco. De las que te van haciendo cada vez más pequeñita. De las que te anulan y te convencen de que toda la culpa es tuya. Sal de ahí, inténtalo. Aunque te parezca imposible. Esa persona no va a cambiar y tú no te mereces que te quieran tan mal. Hay alguien mejor para ti.

Laura Lozano

Teníamos claro algo: qué era lo que no queríamos. Ni verdades a medias ni sacrificios continuos. Fuimos claros desde el principio. Voy a estar bien pero quizá algún día no te conteste como me gustaría, ya sabes. Sin embargo, prometo esforzarme en hacerte feliz mientras lo soy yo también. Y con todas nuestras virtudes y defectos nos plantamos delante del otro. Y la sinceridad se llevó el miedo por delante. Fue bonito apostar por nosotros. Volvería a hacerlo otra vez.

Laura Lozano

Lo primero que haremos

Ayer me llamó mi mejor amigo y decidimos que después de esta pausa forzada, lo primero que haremos será ir a pasear a la playa. Nos quitaremos las zapatillas y nos mojaremos los pies en la orilla. Tengo ganas de escuchar qué tiene que decirme el mar, de sentir esa sensación de libertad que me ha regalado siempre. Quizá parezca una tontería pero me animó mucho pensar en vernos de nuevo. En el final de todo esto. Aunque ya no sepamos en qué día vivimos. No se nos pasan las ganas. Queremos volver a darle al play y grabar nuevos capítulos. Y lo haremos, claro que lo haremos.

Laura Lozano