Recuerdo la forma en la que te apoyaste dulcemente sobre mí y me susurraste que no me marchara nunca, recuerdo ese beso, recuerdo su sabor y su significado. Aislados de una realidad aterradora, en otro mundo completamente distinto; mezclando palabras, confundiendo sonrisas, mi mano se aferraba a ti temblando, no te lo dije, pero el simple hecho de despedirme de ti me hacía temblar… Desde el principio comprendí que no era un juego estúpido, que no me gustabas, que te quería. Y en ese momento comprendí que desde que te tenía me había convertido en el ser más vulnerable del mundo.

La has cagado, te has enamorado…

 

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s