Situaciones complicadas

Recuerdo lo paciente que era: esperaba y esperaba para no mandarlo todo a la mierda. Prefería controlar sus palabras con la calma que le proporcionaba el tiempo para pensar. Ella, en cambio, era todo un torbellino. Quería las cosas para ya. No le des vueltas a las cosas, reacciona, háblame, dime algo ya. El reloj no se detiene para nadie, y menos para ellos. Y no pasaba nada. Debían aclararse las ideas. Y no pasaba nada. Sabían que era mejor esperar. Y hacían lo posible por que no pasase nada. Qué difícil es esperar. La espera consume, te va matando poquito a poco. Primero son las uñas, después el sube-baja de la pierna, picores, sudores y la desesperación por ver como lo que esperas no llega ahora……………..

 

 

ni ahora……………

 

 

 

ni ahora…………..

 

 

 

 

Deja de esperar y haz que las cosas pasen

 

 

 

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s