Que no falte nunca, no sé, ¿desayunar?

Sentirse bien contigo mismo es maravilloso. Es comparable, por ejemplo con….mmmmmmmmmmmmmmm…

¡desayunar! pero no a desayunar de cualquier forma, no, no. Me refiero a desayunar en tu terraza, con una taza de leche con cola cao y unas galletas TostaRica. Llamadme inmadura si queréis, pero para mi eso es todo un lujo. Un lujo como sentirse bien con uno mismo. Un lujo que a veces apuntas en la lista de la compra y otras veces se te olvida. Y ahí viene el problema: cuando se te olvida comprar TostaRica y te toca improvisar: buscar en la despensa cualquier cosa comestible para sobrevivir esa mañana, qué sé yo, un cruasán de la semana pasada, una magdalena chafada o una caña de chocolate reseca, puede darse el caso de que te levantes con tan mal píe que no tengas nada con lo que acompañar la leche. Y eso sí que es una putada. ¿Así como te vas a sentir bien contigo mismo?. Bueno, bueno, no nos pongamos dramáticos, peor hubiese sido que no quedase leche. Entonces, vuelves a improvisar, te toca sentirte bien porque por lo menos hoy llegas pronto al trabajo o a la universidad o porqué yo que sé, has pasado un buen rato entre amigos, no has perdido el metro o simplemente porque hoy no vas a pasar frío ya que te has abrigado bien. Pequeñas cosas, supongo que la vida trata de eso, de improvisar, de adaptarse, de saber salir de las situaciones difíciles como es quedarte sin TostaRica una mañana.

Siéntete bien contigo mismo…y sino ya sabes, improvisa

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s