latidos repentinos

Supo que le gustaba cuando suspiró. Suspiró y en ese momento no se oyó nada más en la habitación.

bum, bum

bum, bum

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Su corazón volvía a estar vivo, volvía a bombear sangre pero sobretodo, volvía a latir...

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s