buscando sin tregua

Imaginaba estrellas fugaces. Buscaba tréboles de 4 hojas y a falta de ellos, los inventaba. Se ponía al revés hasta el pintalabios. Cada calcetín de un color. La fuente por la que pasaba acumulaba demasiadas monedas suyas. Cruzaba los dedos y cerraba los ojos muy fuerte. Gastaba sus pestañas para soplarlas lejos de allí. Mesas, sillas, armarios, marcos, tocaba madera. ¡Hasta una herradura tenía en casa!

Y nada, que no había forma. No se encontraba ni un céntimo por la calle y del tema amor…mejor ni hablemos. Pero recuerdo esa sonrisa en su cara, esa sonrisa que me alegraba el día entero. Eso sí que era una suerte.

Laura Lozano

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s