se trata de probar

La suerte depende de ti. Depende de las veces que fracases y vuelvas a intentarlo. Depende de dónde marques tu línea de llegada. Depende de tu capacidad de asumir riesgos y llevarlos a cabo. Depende de tu actitud. La suerte es una actitud. Por eso no todas las mañanas nos levantamos con la misma suerte. Nos equivocamos en pensar que un Viernes nos deparará más suerte que un Lunes porque ya llega el fin de semana. Cualquier día es bueno para tener suerte, o para inventarla. La suerte es creer en el azar dentro de un orden. La suerte no existe por sí misma, necesita que alguien crea en ella, necesita que la hagan funcionar. Necesita que estudies para ese examen tan difícil que se te viene encima, necesita que te esfuerces para que ella pueda actuar. La suerte está ahí. Solo tienes que poner de tu parte, perder un poquito de tiempo y ella te encontrará. Seguramente no consigas la felicidad eterna, porque la suerte no significa que todo vaya a salir bien, pero estoy segura de que sonreirás más de una vez si la dejas actuar como solo ella sabe.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s