Una oportunidad, una amenaza

No. Es una forma de no dejar sitio a dudas, a esperanzas, a miedos. No, es la forma de chafarte los planes, las ilusiones y las ganas. Con el no se acaba cualquier posibilidad. Hay ocasiones en las que el no puede ser algo tan positivo que ni lo pensamos: no te vayas. Hay otras, en las que las perspectivas son muy diferentes, no quiero volver a verte. Aunque también un no puede dejar la puerta entreabierta, no sé, pero también puede cerrarla del todo, no puedo. Un no a tiempo es una forma de evitar equivocarse, de seguir empeñándonos en algo o en alguien que no nos llevará a ningún sitio. Es un ahorro de sentimientos y de emociones. Un no es un punto y a parte. Es pasar una hoja, incluso cambiar el libro entero. Pero un no también supone entereza, madurez, fuerza para saber que tienes que dejarlo, que la idea no es buena, que tienes que abandonar. Un no te enseña que todo no se puede tener. Un no te enseña a marcharte, a que se marchen, a no volver. Tan asumible un hoy no llego a tiempo y sin embargo, tan doloroso si ya no me quieres.

Laura Lozano

Anuncios

2 pensamientos en “Una oportunidad, una amenaza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s