te vas y no vienes

Es tan sencillo que asusta: un gesto, un detalle, una mirada. Y hay personas que no se dan ni cuenta, que ni se arriesgan, que no lo quieren ver. Siempre es más sencillo que te lo den todo hecho, no tener que dar más de lo que tienes. Yo te bajé la luna y te dejé que te colgaras de ella, casi tanto como me colgué yo de ti. Y cuanto más tiempo pasa, más me complico y nadie me resuelve estas noches ni estas dudas. Y me devoran por dentro todas esas voces que me recriminan no haber aprovechado aquel tren o haber echado a perder aquel otro. Y yo no puedo hacer otra cosa que esperar. Porque sé que llegarás, porque lo supongo, vamos. Porque no creo que haya alguien tan cobarde como yo como para dejarlo pasar. Y volverá toda aquella magia que hoy queda tan lejos, volverán esos suspiros, ese reloj que se para cuando quiero verte, todos esos momentos improvisados que construiremos. Aunque no te lo creas, no lo echo de menos, pero a veces, solo a veces, apetece.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s