buscando respuestas

¿Y qué haces cuando no lo entiendes? cuando no te entiendes, me refiero. Cuando de repente todo se vuelve un poquito oscuro y andas por un largo pasillo toqueteando la pared porque no sabes muy bien donde está la luz. La luz que probablemente lo ilumine todo. Si, la tecla correcta en el momento correcto. Pero no, sigues sin saber muy bien qué hacer y muerta de miedo. Qué es lo que me espera ahora. Y lo sientes, efectivamente, te estas quedando sin aire, qué difícil se ha vuelto todo, parece mentira. Te sorprenden, te pillan de sopetón y no sabes muy bien cómo comportarte, cómo hacerlo para esquivar todos estos golpes. Pero el problema eres tú misma. Tú eres tu propio enemigo y a veces es complicado plantarse cara; darse cuenta de qué es ese algo que no va bien. Pero por la mañana siempre vuelve a pasar: aunque a veces las nubes no te dejen verlo, ahí está el sol. No es gran cosa, llamémoslo pequeños detalles. Pequeños detalles que pueden hacer que pueden hacer que ese día tenga más claros que oscuros. Vuelve a sonreír. Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s