en tu agujero

Me miran y me dicen ”que valiente eres”. ¿Valiente? si todavía me tiemblan las pestañas cuando veo tu carta de refilón. Aquella carta que me escribiste aquella última noche que compartimos y que no fui capaz de sacar de la maleta. Y casi tres meses después todavía sigo sin poder hacerlo. Aquella carta a un amor que tenía que acabarse, aquella carta que está escrita con todo el dolor de un corazón que sabía que tenía que aprender a querer a ciegas. Por eso no quiero que me llames valiente. Una persona valiente se enfrenta a cada una de las palabras que me dedicaste y yo no puedo ni tragar saliva solo de recordarlas. Yo soy una cobarde. Y una estúpida. Por no querer leerte, por querer olvidar aquellos besos que tanta falta me hacen ahora. Por negarme a echarte de menos. Por no enfrentarme a esta sensación de vacío desde que no estas. Por mantener una distancia no solo real, sino también imaginaria. Soy una cobarde por engañarme. Por tener miedo a marcharme pero también a regresar. Por dejarme abrazar por ese miedo que me echa para atrás porque no sé si sobrevivirás, no sé si podremos hacerlo. Soy una cobarde por mis dudas. Por eso no quiero oír hablar ni del valor, ni de la valentía ni de nada por el estilo. No me llames valiente, de verdad que no lo soy.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s