de esa clase de torpes

Os puedo prometer que conocí a una de las mejores personas del mundo, una de esas que te dan el corazón sin dudarlo y no te piden más que no te vayas de su lado. Puro amor. Y cada día la veía esperar aquel mensaje que nunca llegaba. ¿Y qué te puedo decir de cuando la llamaba? sabía que era él porque se le notaba en la cara. Y en ese momento todo dejaba de ser prioritario, se paraba el mundo por si a él le apetecía subirse. Pero no, de nuevo y como siempre, no. Y otra noche más en la que se planteaba tirar la toalla porque esto ya no había quien lo soportara. Lo malo es que necesitaba un simple guiño para volver a intentarlo con todas sus fuerzas. Y a mi se me rompía el alma cuando aquel idiota no le contestaba, cuando me confesaba que ella era feliz con lo poco que el le daba. Y yo no sabía como explicarle que eso no era amor. En el amor una persona te da todo lo que tiene sin más, no calcula, no dosifica. Yo le decía que aquello no era justo, que no se podía pasar la vida exprimiendo cada detalle y pensando que de allí saldría amor. Cuando hay amor, se nota, puedes sentirlo. No es justo que desperdicies tu vida esperando a alguien que quizá ya se ha marchado sin ti. Alguien que ni quisiera ha querido esperarte. Alguien que tal vez nunca haya estado.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s