nunca me ha gustado irme

Lo peor de todo es que lo sabíamos, sabíamos que lo nuestro era imposible. Y por eso marcamos unos límites bien definidos desde el principio, podíamos ser amigos, pero solo eso. No sé porqué pero yo siempre me lo creía. Creía que seríamos capaces de no sobrepasar esa línea que nos habíamos marcado porque no era justo ni para ti, ni para mi. Y no sé porqué llegaba el momento en el que todo empezaba a tambalearse,  y lo peor de todo es que lo veíamos venir: ese momento en el que necesitabas certezas porque tenías demasiadas dudas. Dime qué no sientes nada por mi. Y ese nada no te servía. Y te enfadabas y me pedías las explicaciones que yo nunca supe darte. No quería que me esperases, no quería que pensases en nosotros, no quería hacerte perder el tiempo. Pero supongo que llegó un punto en el que ya no quisiste darme más oportunidades, en el que fui la gota de aquel vaso que ya llevaba colmado hacía meses. Nos plantamos en el punto en el que decidimos que lo mejor sería tirarlo todo por la borda. Y pasó, uno más de tus impulsos que acabó con todas tus esperanzas y nos arrastro al olvido. Un impulso más y el definitivo.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s