pero mantén la perspectiva positiva

Gracias por aquel consejo que nunca me diste aunque te lo pidiera. Gracias por aquel beso que nunca me regalaste aunque lo necesitara. Gracias por aquel ”enhorabuena” que nunca dijiste aunque tuvieras motivos para hacerlo. Gracias por aquel abrazo que nunca disfruté y que hubiesen pegado todos esos pedacitos en los que estaba partida. Gracias por todas esas veces que no me secaste las lágrimas porque era más fácil dejarme sola. Gracias por esa inutilidad a la hora de ayudarme, o de intentarlo, si lo hiciste. Gracias por aquella paciencia que nunca tuviste ni quisiste tener. Gracias por todo lo que nunca me enseñaste porque, por suerte, ya lo hicieron otros por ti. Gracias por no ayudarme a creer en mi misma porque saqué fuerzas de donde jamás podía haber imaginado. Gracias por aquel cariño que nunca me diste porque no es que no quisieras, es que nunca supiste. Gracias por descubrirme lo que es la felicidad. La felicidad es aquello que está lejos de ti.  Pero sobre todo gracias por ser el mejor ejemplo de persona a la que ni tengo ni quiero parecerme. De verdad, muchísimas gracias.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s