escribir sobre los márgenes

Tú siempre me lo pediste y allí estuve. Te volvías completamente loca cuando me notabas lejos y yo siempre construí todos aquellos puentes entre ambos para que me sintieras cerca, lo más lejos a tu lado. Ansia, necesidad, no me dejabas respirar ni un instante porque lo mejor que podíamos hacer era estar juntos. Qué gran idea. Y un día me levanté con dos pies izquierdos, un coche me salpicó la mañana y tuve que rehacerme. Pero esta vez sin tu ayuda, porque no estabas. Porque no quisiste que te encontrara. Y de repente lo supe: he estado solo durante todo este tiempo. No lo quise ver, para qué voy a mentir. Todo a mi alrededor se partió en pedazos y tú no estabas. Y fue en ese momento cuando mi ”hasta aquí” colmó el vaso lleno. Lleno de batallas perdidas, lleno de cosas que reprocharme. Pero qué más da que no estuvieras, era lo más sano que nos podía pasar porque nos estábamos matando.. Y poco a poco fui acabando con aquella dependencia loca que nos unía. Con aquel lazo que nos ahogaba. Lo que nos hacía falta era mirarnos a los ojos para saber qué era lo que realmente necesitábamos. Qué era lo que hhabíamos  perdido.

Laura Lozano

Anuncios

2 pensamientos en “escribir sobre los márgenes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s