retrato de un amor imposible

Supongo que hace algún tiempo, me hubiese hecho la ciega, incluso la sorda, para no darme cuenta de que algo no funcionaba. Tal vez, le hubiese puesto mil parches a este flotador pensando que sería el único que me salvaría de la ola. Pero me pilló el tsunami. Y arrasó con mis ganas de querer esperar aquel algo que no iba a llegar. Seguí marcando los viernes de rojo en el calendario, pero la excusa ya no eras tú. Dejé de hacer planes para los dos y los hice para tres, cuatro y cinco. Y no me sentí tan sola cuando sobrepasé tu lado de la cama.

Tonta de mí por todos aquellos ”la última y nos vamos” que me había perdido durante meses. Cuantísimas cosas había por delante de mí. Y cuantísimo tiempo me costó darme cuenta de ello. Una pena que el desencanto se apoderara de mi, podríamos haber sido algo tan bonito…

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s