ha muerto el miedo de vivir a la deriva

Ese momento: en el que decides que sea otra persona la que te dé un beso tonto en una noche de fiesta, o con la que decides ir un poquito más allá o incluso, esa conversación que eres incapaz de parar aunque sepas que no está bien. Cuando llega ese momento, sabes que algo se ha roto definitivamente y eres injusto si decides que sea tu cobardía la que se apodere de la situación. La persona con la que estás no se merece que la engañes una vez más. No ocultes nada. Y no pongas excusas: no sabía lo que hacía,  pasó sin buscarlo… Todos sabemos si algo está bien o no antes de hacerlo.

E igual que has sido valiente engañando con otra persona, besando o follando, debes serlo y admitir que tu relación está rota. Si decidís seguir, hay que perdonar y olvidar. Nada de celos, control y desconfianza. Si no, deja de ser cobarde y acepta que tal vez, tendrás que encontrar a otra persona, por muy cómodo que sea tener a alguien dándote los buenos días, recogiéndote del trabajo y compartiendo el viernes noche contigo. Quiere a esa persona feliz, pero sobre todo, quiérete feliz.

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s