entre el ayer y el mañana

Nos gustaría ser más altos, más bajos, más delgados, más ricos, con el pelo más largo, más rizado. Preferiríamos vivir en otra ciudad, tener otro coche, elegir nuestras vacaciones en un lugar de playa en vez de en uno de montaña y viceversa. Cuando decidimos estar con alguien, nos pesa, pero cuando nos dejan, nos duele. Nos damos cuenta de lo que ocurre cuando ya no se puede hacer nada: ese trabajo al que renuncié, esa mentira que podría haberme ahorrado, ese concierto al que no fui, esa persona a la que no le demostré. Dejamos de disfrutar del ahora porqué nos preocupa el ayer que ya no podemos cambiar. Pero eso último siempre se nos olvida. No te lamentas más, el pasado no va a volver, el futuro no ha llegado y el presente es tuyo. ¡Vive, joder!

Laura Lozano

Anuncios

suelo tantas cosas

Suelo pasar por alto comentarios hirientes. Personas con más caras que la luna. Mentiras a medio pensar. Suelo hacer más cosas por los demás de las que debería. Sorpresas, regalos, sonrisas. Suelo creer que apostarán por mi igual que yo lo hago por ellos. Todo a una carta; Y, efectivamente, me dan el palo. Suelo permitir que me exijan veladamente eso ”que tantísima ilusión les hace’. Suelo imaginarme que me echarán una mano y así es, me la echan al cuello. Suelo defender que todos llevamos la valentía por bandera. Pero muchos la esconden demasiado rápido. Así que desde hace poco, suelo prometerme que me mantendré alejada de quienes no jueguen limpio, de quienes lo tiñan todo de un egoísmo rancio. Si alguien es importante aquí soy yo y se me había olvidado.

Laura Lozano