entre el ayer y el mañana

Nos gustaría ser más altos, más bajos, más delgados, más ricos, con el pelo más largo, más rizado. Preferiríamos vivir en otra ciudad, tener otro coche, elegir nuestras vacaciones en un lugar de playa en vez de en uno de montaña y viceversa. Cuando decidimos estar con alguien, nos pesa, pero cuando nos dejan, nos duele. Nos damos cuenta de lo que ocurre cuando ya no se puede hacer nada: ese trabajo al que renuncié, esa mentira que podría haberme ahorrado, ese concierto al que no fui, esa persona a la que no le demostré. Dejamos de disfrutar del ahora porqué nos preocupa el ayer que ya no podemos cambiar. Pero eso último siempre se nos olvida. No te lamentas más, el pasado no va a volver, el futuro no ha llegado y el presente es tuyo. ¡Vive, joder!

Laura Lozano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s