Aquí estoy y aquí me quedo

Para tomarme un vino o una cervecita contigo siempre estoy a tiempo. Para las risas, para tirarnos en cualquier lugar a ver pasar la vida, también. Pero para los momentos difíciles no solo hace falta estar sino quedarse. No puedo parar tu dolor pero puedo esperar contigo a que la herida cure. Poco a poco, no importa lo que tarde. Y cuando te recuperes, volveremos a empezar. Cuándo y cómo tú quieras. No tengo prisa. ¿Te parece un buen plan?

Laura Lozano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s