Supongo que lo más difícil fue darme cuenta de que ya no estaba enamorada. Despertarme aquel día a su lado y, por primera vez, no desear que aquella escena volviera a repetirse toda mi vida. Aunque tardé mucho tiempo en entenderlo, mi corazón ya era un no en ese sí incansable de mi cabeza. Había abandonado y por mucho que me empeñé ya era tarde. No pude hacer nada por salvarnos y sinceramente, en ese punto, tampoco quise. Por fin estaba pensando en mí. Lo siento.

Laura Lozano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s